Se ha preguntado como que teniendo alarma los ladrones entran igual incluso con los moradores en su interior !…   siga leyendo y sabrá el porqué… 

Por www.asteia.es

Todos los sistemas de alarma sin hilos son susceptibles de ser interferidos y por tanto anulables. No existe ninguna alarma ‘sin hilos’ que impida la acción de los inhibidores de frecuencia para dejar fuera de servicio la propia alarma. La Empresa de Seguridad no tendrá ninguna responsabilidad jurídica ante una inhibición: el usuario acepta el riesgo de inhibición cuando adquiere la tecnología sin cables.

Este servicio es prestado por nuestro departamento técnico,  previo manifiesto administrativo, y va destinado a propietarios y usuarios de sistemas de alarmas contra robo e intrusión que desean comprobar como se comporta su sistema ante una interferencia vía radio. Este vídeo ilustra el efecto y funcionamiento de los inhibidores y en este otro se explica su funcionamiento y en este una demostración. Aquí un comunicado de interés de Policía de la Generalitat-Mossos d’Esquadra.

Está al alcance de cualquiera con precios inferiores a los 600 Euros, el adquirir dispositivos inhibidores por radiofrecuencia de las bandas de frecuencia normalizadas que son dedicadas a los sistemas de alarmas sin cables, siendo también posible su fabricación por cualquiera que posea ciertas nociones en electrónica. Puede comprobarse la facilidad de localización y adquisición de estos equipos en Internet, por ejemplo: proveedor-1, proveedor-2, proveedor-3, proveedor-4, proveedor-5,  proveedor-6

El usuario debe ser consciente de que las comunicaciones de cualquier sistema inhalámbrico pueden ser interceptadas por terceros incluso a kilómetros de la instalación (dependiendo de la capacidad de recepción que tenga el escuchante). El ingeniero Jérôme Nokin nos da buena prueba de ello poniendo al descubierto en dos artículos los pormenores de uno de los modelos de alarmas básicas que se comercializa en el mercado actualmente:  alarma1 y alarma2. A las alarmas cableadas no les ocurren estas cosas.

Los inhibidores de alarmas sin cables son un riesgo real, pero intentar abordar esta materia en la amplitud que se merece considerando las implicaciones técnico-jurídicas y las consecuencias que comporta en los escenarios reales, por razones de espacio su planteamiento aquí no es el objetivo. No obstante si tras esta lectura se queda con dudas, le invitamos a que nos contacte para que se las podamos resolver.

Desde ASTEIA Seguridad deseamos que usted disponga de la información real de las ventajas e inconvenientes que ofrecen los sistemas de alarmas sin hilos, por honestidad y ética profesional, así hemos procedido siempre: información real y transparencia. En la actualidad los comerciales de empresas con anuncios televisivos ya reconocen el riesgo de inhibición de sus sistemas, cuando siempre han intentado vender que sus sistemas no se podían inhibir, aunque siguen engañando impúnemente…

Las alarmas sin hilos, son más rápidas de instalar y en algunos casos pueden resultar más económicas por ahorrarse los trabajos de instalación del cableado.

Pero la contrapartida es que el nivel de seguridad ofrecido por este tipo de alarmas ante la utilización de un inhibidor de frecuencia, es inexistente: como cualquier sistema de comunicación sin hilos, las alarmas inalámbricas, aunque le digan que emplean “tecnología de banda muy estrecha“ o “SIGFOX” o “Red ATN“, que la “alarma utiliza la banda de frecuencia de los submarinos”, que son “de última tecnología”, que “el inhibidor no puede inhibir dos canales simultáneos y la alarma selecciona el que está libre”, que son “de doble banda de frecuencia”, que incorporan un “antiinhibidor“, que la señal de la “videoimagen no se puede interferir”, etc.,  quedarán fuera de servicio por interferencia del diálogo entre los detectores inalámbricos (por ejemplo: contactos magnéticos, detectores volumétricos, sirenas…) y su centralita de alarma y,  si el equipo inhibidor incluye la banda de telefonía móvil (SMS, GSM, GPRS, 3G/4G), también será bloqueada la comunicación al exterior cuando esta es realizada por estas vías.

Al producirse y mientras se mantenga la inhibición en cualquier sistema de seguridad y en la de sus medios de telefonía móvil (GPRS, GSM, 3G/4G, SMS..) incluido SIGFOX/Red ATN, la alarma no conseguirá realizar con éxito ninguna transmisión (si no cuenta con otro sistema alternativo de comunicaciones y en estado operativo) y la Central Receptora no podrá conocer a tiempo real ni la inhibición ni los saltos de alarma que se estén produciendo (en el mejor de los escenarios lo sabrá cuando la señal de inhibición  se haya alejado lo suficiente o haya desaparecido, provocando este comportamiento la falsa imagen al titular del servicio y resto de actores (compañía seguros, policía, juzgado…) de que la inhibición fue detectada a tiempo y el sistema actuó correctamente dando aviso de la presencia de dicha señal inhibidora… ya que para el usuario resulta muy difícil por no decir imposible en la mayoría de los sucesos, conocer si la señal de detección de inhibición se comunicó a la Central Receptora en el momento de su existencia o en el momento de su desaparición y esta situación cabe la posibilidad evidente de que lo usará la empresa de seguridad a su favor, manifestando que la señal de inhibición fue detectada (pero demasiado tarde, y este detalle, probablemente no lo reconocerán porque sería causa punible y se les podría demandar por estafa por comercializar y cobrar un servicio de prevención el cuál no actuó adecuadamente para ese cometido).

Es absolutamente falsa cualquier afirmación en otro sentido: la red ATN es fácilmente inhibible por inhibidores que modulen con ruido blanco o mediante otras formas de onda como el diente de sierra sobrepuesto: en el mejor de los escenarios, la señal de inhibición podrá ser recibida por la CRA cuando el inhibidor se haya retirado del lugar, con lo cual la prevención deseable que se pretendía, no se habrá logrado por haber realizado la comunicación de la inhibición demasiado tarde. Este singular engaño a las autoridades, a sus propios empleados y a la sociedad que practica alguna empresa franquiciada multinacional que contrata anuncios para que le digan que es la líder nº 1 en alarmas, nos deja perplejos y nos anima a seguir trabajando de forma profesional y diligente para las personas y organizaciones que precisan de servicios profesionales y de calidad de seguridad privada.

A nivel de comunicaciones con el exterior, existen medios de comunicaciones distintos a los convencionales los cuales su inhibición, aunque no es imposible de impedir, está fuera de la capacidad actual que tienen los inhibidores comerciales habituales. Dichos medios alternativos de comunicaciones combinados con un protocolo de supervisión de las transmisiones que permita su monitorización,  servirán para comunicar o tener conocimiento eficazmente prácticamente en el mismo instante de producirse la inhibición.

A nivel de comunicaciones de la Centralita de Alarma con sus detectores, cabe mencionar que están reguladas normativamente las frecuencias para las comunicaciones de alarmas, siendo estas de conocimiento público (CNAF2013). Las comunicaciones entre los detectores sin hilos y su centralita de alarma, siempre podrán ser interferidas. En el mejor de los escenarios, dicha interferencia, captada por la centralita de alarma y/o módulos de detección de inhibidores, podrá generar un evento de detección de inhibición. Dicho evento, en caso de disponer de comunicación con el exterior, podrá ser comunicado a la Central Receptora de Alarmas, pero únicamente por esta causa, no se puede comisionar ni comunicar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, como a continuación razonamos.

Tratamiento legal de las señales de inhibición. EN LA PRÁCTICA, LA DETECCIÓN DE LA SEÑAL DE INHIBICIÓN, NO TENDRÁ NINGUNA ATENCIÓN POLICIAL. La señal de inhibición que reportan las Centralitas de Alarma, a los efectos legales de verificación de alarmas, tienen la consideración de señal técnica: no se trata de una señal de robo ni de sabotaje,  se engloba en la misma categoría que una señal por batería baja, memoria llena, fallo de un detector, etc. Por lo tanto, el usuario debe saber que ninguna Empresa de Seguridad encargada de la verificación de las señales, de conformidad con la legislación vigente, podrá avisar a la Policía tras la recepción de una señal de inhibición. Este tratamiento es de alcance público pudiéndose consultar en el protocolo para la verificación de alarmas por el que se rigen todas las Centrales Receptoras de Alarmas con ámbito de actuación en Catalunya, publicado en la Orden IRP/198/2010 de 29 de Marzo (Ver páginas 3 y 9).

¿ Qué ocurre si cortan el cable ?. Si la instalación se ha realizado adecuadamente, los cables no están a la vista ni son alcanzables sin antes detectar al intruso; en el caso de corte, al instante de producirse y con independencia de que el sistema se encuentre armado o desarmado, durante las 24 horas se generará un evento de sabotaje el cual puede activar los avisadores acústicos y reportarlo al exterior y CRA. Si existiera riesgo de corte de la línea de comunicaciones cableada, le ofreceremos la alternativa de comunicaciones adecuada a dicho riesgo, con lo cual el riesgo por corte quedará cubierto.

La conclusión a todo lo expuesto es que debe asesorarse adecuadamente por parte de personal técnico competente. Nosotros le podemos analizar las vulnerabilidades existentes y le determinaremos los riesgos a los que tiene exposición, asesorándole para que conozca mejor sus necesidades y ofreciéndole la mejor solución a ellas. No confiar en la publicidad masiva que efectúan algunas empresas registradas como Empresas de Seguridad, porque pretenden un único fin: el comercial; trasladando al usuario toda la responsabilidad por haber elegido un sistema vía radio.

Desaconsejamos la utilización del empleo de los sistemas de alarmas exclusivamente sin hilos, cuando el fin perseguido es prevenir eficazmente y disponer unos niveles de seguridad adecuados para los tiempos actuales.

Consideramos seriamente que los sistemas de seguridad que operan únicamente sin cables, deberían destinarse a usos de entretenimiento o de recreo  y para fines educativos ilustrando sus vulnerabilidades que impiden el depósito de la confianza más allá de lo que confiaríamos en un juguete.

Cuando no resulte posible efectuar una instalación completamente cableada, recomendamos una instalación mixta (cable y radio), debiendo conocer el usuario los riesgos y limitaciones que ello comportará y, por la parte de la empresa instaladora, la elección de un buen sistema y eficaz de vía radio.

En ASTEIA le podemos asesorar de forma eficaz, evaluando los riesgos y ofreciéndole nuestra mejor solución al caso que nos plantee.

Si la Empresa de Seguridad con la que usted contacte para recibir asesoramiento, solamente le ofrece un sistema de alarma inalámbrico y no le explica que dicho sistema puede ser fácilmente puesto fuera de servicio por un inhibidor de frecuencias o no le reconoce que su sistema está sometido a los inconvenientes que aquí sí le explicamos, esta empresa no le está asesorando adecuadamente por omisión o falsedad en la información sobre el riesgo de inhibición y los problemas que conlleva el vía radio, por lo que está cometiendo NEGLIGENCIA PROFESIONAL por no llamarlo engaño.

Si desea la demostración de como su sistema de alarma sin cables no funcionará ante la presencia de un inhibidor de frecuencia,  con absoluta confidencialidad y nuestro asesoramiento, podemos comprobarle su instalación con un inhibidor para su efecto informativo y preventivo de los perjuicios que le podría suponer si se tratara de un ataque real.